¿Si hubiera muerto ese día, estaría satisfecho con mi vida?

propósito reinventarse Jan 14, 2022

Hoy 14 de enero, pero del 2021 por ahí de las 12 pm pude haber muerto.

 

Ese suceso cambió por completo mi forma de ver la vida y las prioridades personales y profesionales... te cuento...

 

Venía regresando en patín eléctrico como lo venía haciendo desde casi un año antes. El trayecto de casi 10 km estaba por terminar, el destino quiso que fuera a escasos 30 metros de mi casa, en la calle principal de mi fraccionamiento. 

 

Pasé el último tope justo antes de girar en la calle de mi casa cuando sucedió lo inesperado...

 

Durante el proceso de manufactura alguien olvidó colocar un sello... un tornillo que sujeta el amortiguador se fracturó por la falta del sello... al pasar el tope el amortiguador se zafó. 


Al pasar el tope y no haber amortiguador, el peso de mis manos en el manubrio enterraron el tubo en la llanta. El patín paró en seco y yo salí volando. Di dos vueltas y media en el pavimento tocando con mi cara y cabeza de frente el adoquín. 

 

Tres semanas antes había comprado un casco mejorado para patines eléctricos y unos goggles de motociclista; esas protecciones y alguien en el más allá me salvaron la vida. El casco y los goggles se rompieron con el impacto... no evitaron que mi frente se perforara con dos fracturas (las puedes ver en la imagen de arriba), pero al menos distribuyeron el impacto en todo el perfil de mi cara que rodeaban los goggles. 

 

Estuve en urgencias, perdí dos dientes, mi labio se separó de la parte baja de la nariz y tuve tres vértebras del cuello rotas... ¡Fue un milagro que no quedara paralítico! El doctor me dijo que, si hubiera ido un poco más rápido o mi casco no hubiera sido tan bueno, la frente hubiera colapsado en sus 2 capas y el golpe hubiera perforado hasta el cerebro ¡muerte casi segura! 

 

¿Si hubiera muerto ese día, estaría satisfecho con lo hecho hasta entonces en mi vida?

Esa pregunta me la he hecho desde entonces y con ello te invito a reflexionar sobre la tuya. Lo primero que he hecho con esa pregunta es suponer que el accidente hubiera pasado 3 años antes... 

 

Si yo hubiera muerto tres años antes NO hubiera estado nada satisfecho. 

 

En aquel entonces me sentía encarcelado en un negocio en el que ya no sentía pasión. En aquel entonces había dejado de aprovechar mis talentos ¡estaba como muerto en vida!

 

Mi vida profesional era una rutina en la que operaba, pero no innovaba ni aplicaba mis mejores talentos para aportar el enorme valor que le debía al mundo. 

 

Afortunadamente me atreví a cambiar de montaña y reinventarme. Empecé a hacer lo que verdaderamente me apasiona y que resumo en tres palabras: DESCIFRAR, MODELAR y CATAPULTAR. 

 

¿Y si hubiera muerto el día que tuve el accidente, hace exactamente un año?

Si tuviera que escoger entre haber muerto hace 3 o 4 años o morir hace 1, indudablemente escogería hace un año. 

 

Hace un año ya estaba retomando lo que los japoneses llaman el IKIGAI. Haciendo algo que me gusta, se me da bien, el mundo necesita y por lo que me pueden pagar. 

 

Pasadas unas semanas del accidente y un entrañable y sabio amigo me dijo: 

“El accidente en la frente es una señal ... que te hayas fracturado justo ahí quiere decir que tienes una misión pendiente en este mundo, compartir lo mucho que has vivido como persona y como empresario y que bien puede ayudar a muchos otros” 

 

Hoy a un año de distancia les puedo decir que tengo mucho, muchísimo por mejorar, pero me siento más satisfecho que nunca en mi vida. En el último año tuve dos grandes, enormes satisfacciones:

  1. ¡Nació mi hija, mi princesa!

  2. Impartí a 4 generaciones de empresarios un programa de 8 semanas en el que los ayudo a triplicar su impacto como líderes de su negocio y capitanes de su vida

 

¿Y si muriera hoy, estaría satisfecho con lo hecho hasta ahora en mi vida? 

Indudablemente estaría 10 veces más satisfecho que hace un año. 
Hace un año y un día (si justo el día previo a mi accidente) me enteré de que mi bebé sería niña.

Hace un año apenas había impartido un primer piloto del programa, pero no había pulido y validado el curso con empresarios de todo México y varios países del mundo. 

Hace un año aún no había tenido la enorme satisfacción de ver cómo podía literalmente cambiarle la vida a cientos de empresarios ayudándoles a retomar el balance en su vida, a priorizar lo importante, e incluso a dar un giro de 180° en su vida

 

HOY mi frente quedó con la huella permanente del accidente, pero está cumpliendo su misión...

 

HOY mi frente está trabajando y compartiendo lo que he vivido como persona y como empresario...

 

HOY mi frente está ayudando a otros... 

 

Hoy estoy mucho más satisfecho que antes, el accidente me ayudó a valorar y priorizar lo importante en mi vida personal y profesional.

 

Por ello hoy quiero decirle ¡gracias a la vida, gracias a la familia, gracias a mis amigos y clientes y gracias a Dios!

 

¡PRIORIZA y DELEGA como
los mejores CEOs del mundo!

MASTERCLASS en VIVO vía ZOOM

VER AGENDA

¡Domina las mejores prácticas de productividad que aplican los mejores CEOs del mundo!

Únete a más de 8,500 empresarios, CEOs y directores que reciben y aplican los mejores TIPS de conocimiento accionable

¿Quieres leer más TIPS de productividad e impacto para impulsarte como empresario, CEO o director? 

¡Quiero leer más TIPS de conocimiento accionable!
Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.